Altres mirades sobre l’art

Romá es un hombre lúcido, veloz, agudo, de ojos de agua llameantes, un apasionado, un inevitable revolucionario. Lo conocí hace unos años en la Escola Massana en Barcelona, donde es profesor. Mientras conversábamos recorrimos el antiguo edificio. Explorar los espacios me encanta y él, que conoce cada palmo del lugar, fué un guía inigualable. Recuerdo espacios formidables y escaleras caprichosas, tejados, pasarelas, aulas blancas, bibliotecas. Mas tarde miramos fotos y nos reconocimos en varias ideas.

Este verano volví a Barcelona. Nos tomamos un café junto con Pere, entonces Romá me soprendió con este libro donde entre muchas otras cosas, habla sobre las fotos de El amor en el muro. Obviamente Romá se dio cuenta de la verdad, y me encanta como lo dice: las fotos del El amor en el muro son falsamente frías. Enamorados arrebatados.  Tal cual.

Me gusta, me emociona, su llamada a la acción, me gusta su emoción sobre la acción en sus jóvenes alumnos, me gusta su reclamo de verdad y validación de la historia enterrada de su país. La claridad de saber que un país con miedo, que borra su pasado no es capaz de hacer leyes justas y de actuar en consecuencia. Sin temor a incomodar arremete y declara la muerte del fotoperiodismo, la urgencia del arte, desprecia los discursos y estéticas forzadas, el machismo. Es directo y mordaz, nos sacude. Para movernos, para mantenernos despiertos y alertas, listos para la acción.

Gracias, muchas gracias. Me encanta tu texto en Altres mirades sobre l’art, es ventoso, disipa las nieblas de lo establecido. Es un honor andar por esos lares.

sin título-6419