Aguas bajan

Aguas bajan

Avanza sin pausa, ocupa, hasta llenarlo todo. Inunda.
Entra, penetra, desborda, conquista todo espacio.
No se detiene.
Contenerla es un intento vano, un hueco consuelo.
La noche, el silencio y los gritos, la lluvia eterna.
Breves luces y la lucha inevitable contra la pérdida.
Salen titanes de mi. Lágrimas, rezos. Esfuerzos agotados.
Respiro incertidumbre, lato miedo.
Adrenalina, deseos de abrazo. Ruego que pare, ruego saber el afuera.
Ruego poder salir.

El agua baja y a su paso las superficies roídas me muestran lo que hay bajo las máscaras. Todos, sin excepción, hemos sido desenmascarados.
La luz del día después, día que dura meses, me muestra nuestras verdades. Horribles y hermosas.

El agua baja, llevándose nuestra piel. Estamos en carne viva.